Noticias | Noticia ampliada

Noticias • Versión Ampliada
volver
05/06/2020Infobae
La exportación de carne vacuna representó el 24% de la producción, la mayor participación desde 1995
En abril pasado se exportaron 63 mil toneladas res con hueso equivalentes , donde los envíos a China explicaron casi el 84% del total comercializado al mercado externo

 

Las exportaciones de carne vacuna representaron en el período enero-mayo de este año el 24,1% del total de la producción, transformándose en la mayor participación alcanzada por los envíos externos realizados en los últimos 25 años. El dato surge del último informe presentado por la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra).

En los primeros cinco meses del año la producción de carne vacuna alcanzó las 1.247.000 toneladas, una cifra que representó un incremento del 2,9% respecto a igual período del año pasado. Y del total producido, el mercado interno absorbió el 75,9%, mientras que el 24,1% restante tuvo como destino los mercados externos, alcanzando el guarismo más alto desde enero-mayo de 1995.

Allí, según indicó la entidad presidida por Miguel Schiariti, se verificó que incluso en mayo pasado se mantuvo el “impulso exportador” observado en los meses previos, fundamentalmente apalancado por una fuerte demanda de China, que tras contener el coronavirus “retomó con fuerzas sus compras de carne vacuna y porcina en todo el mundo”. Entre enero y mayo pasado, las ventas externas de carne bovina ascendieron a más de 300 mil toneladas, una cifra que exhibe un alza del 8,6% en relación a las registradas en igual lapso del 2019.

 La producción ganadera y la industria frigorífica han dado muestras de ser un sector productivo sustentable. A pesar de la aún insostenible protección a la industria curtidora que ha llevado a que el cuero –históricamente el subproducto de mayor valor de la faena bovina– valga prácticamente cero, ha quedado demostrado en estos meses que el sector tiene capacidad para aportar a la sociedad (Ciccra)
En abril pasado, se exportaron 63 mil toneladas res con hueso equivalentes , un 9,6% superior al remitido al exterior en igual mes del 2019. En tanto que los ingresos por estas ventas alcanzaron los 192,3 millones de dólares, un 3,1% menor a los obtenidos en el cuarto mes del año pasado. Sin embargo, el mayor volumen remitido al exterior permitió compensar la caída en el precio de la carne vendida. Los valores cárnicos registraron una caída del 11,6% en el último año, con un precio promedio de 3.052 dólares por tonelada de carne con hueso.

Los envíos a China explicaron casi 84% del total exportado durante abril de 2020, con un total de casi 40 mil toneladas de carne vacuna. “Allí se registró un aumento de casi un 40% interanual, y refelejaron así la totalidad del crecimiento de los embarques desde Argentina entre abril de 2019 y abril de 2020”, expresó el informe de Ciccra.

Los ingresos por las ventas a China totalizaron un monto de 160,8 millones de dólares en el cuarto mes del año, lo que significó un crecimiento del 30,9% anual. El mayor volumen se combinó con una baja del precio promedio de exportación (-6,2% anual), que se ubicó en 4.054 dólares por tonelada.

Mercado interno

En el caso del mercado interno, este segmento absorbió durante los primeros cinco meses del año casi 946 mil toneladas de carne con hueso, es decir cerca de 12 mil toneladas más que en igual lapso del 2019, cifra que reporta un incremento interanual del 1,3%. Así el 75,9% del total de la producción cárnica del período evaluado tuvo por destino el abastecimiento del mercado doméstico.

El consumo de carne de vaca se situó en mayo pasado en torno a los 51 kilos per cápita, cifra que representó una caída en el gasto de la población del 4% interanual, es decir que el consumo se redujo en 2,15 kilos anuales por habitante.

Por su parte la industria frigorífica no detuvo su marcha, a pesar de registrarse casos positivos de coronavirus en la planta de trabajadores. Según Ciccra, en mayo pasado la faena mantuvo un nivel muy parecido a mayo del año pasado, alcanzando las 1.176.000 cabezas. Pero, si se tiene en cuenta el número de días laborables, la comparación arroja un crecimiento de 8,7% anual.

“La producción ganadera y la industria frigorífica han dado muestras de ser un sector productivo sustentable. A pesar de la aún insostenible protección a la industria curtidora que ha llevado a que el cuero –históricamente el subproducto de mayor valor de la faena bovina– valga prácticamente cero, ha quedado demostrado en estos meses que el nuestro es un sector con capacidad para aportar a la sociedad”, señaló el informe.

En mayo pasado, el consumo de carne vacuna se redujo en 2,15 kilos anuales por habitante, según los datos aportados por CICCRA.
Además, recordó que el sector cuenta con 158 mil puestos de trabajo asalariados directos (176 mil si se incluye la venta minorista en el mercado interno) y generó una facturación a la salida de los establecimientos frigoríficos de casi 9 mil millones de dólares en 2019. De ellos, las exportaciones aportaron 33%, llegando a un récord de 3 mil millones de dólares, casi 5% de las exportaciones totales de Argentina, y que se aguarda que se dupliquen en 5 años.

En el camino a recorrer en el mediano y largo plazo para que no haya un retroceso en la producción y en exportaciones, el sector frigorífico reiteró el reclamo al gobierno de disminuir las retenciones a las exportaciones a medida que aumentan las ventas externas, hasta eliminarlas completamente. Además, manifestaron desde Ciccra, “debemos terminar definitivamente con el impuesto a los IIBB y eliminar las tasas municipales que son, en realidad un impuesto, dado que no hay servicios prestados por el municipio que las justifiquen”.

Y por último, se pronunciaron a favor de seguir trabajando en la apertura de nuevos mercados, especialmente en el sudeste asiático, ya que aseguran que hay consenso entre los países productores y exportadores de carnes en que en el sudeste asiático se concentrarán las ventas en los próximos 20 años.

“Este llamado a aumentar la producción y las exportaciones, seguramente generará fuertes opiniones contrarias con el argumento del desabastecimiento del mercado interno, sin tener en cuenta que el crecimiento de la producción y de las exportaciones generará, en principio, un importante aumento en la cantidad demandada de mano de obra, fundamentalmente en la industria. Y para aquellos que argumentarán que dejaremos sin carne a los argentinos, les recordamos que actualmente el consumo de proteínas de origen animal se ubica en 110 kg/hab/año”, detallaron desde Ciccra.

volver

Gorriti 182 Piso 3 Oficina C (2000) Rosario • Tel.: 0341 - 5252305 / 319 / 327 • gdillon@dillonagro.com.ar
DILLON W. SRL :: Corredores de Cereales y Oleaginosas © Todos los derechos reservados • Desarrollado por LOARTEC