Noticias | Noticia ampliada

Noticias • Versión Ampliada
volver
13/06/2024La Nacion
Misión oficial: el Gobierno negociará con Japón la apertura de ese mercado para la carne vacuna argentina
Entre otros destinos, el secretario de Bioeconomía, Fernando Vilella, visitará el próximo mes ese país que representa un negocio de unas 800.000 toneladas de alto valor

 

El Gobierno intentará el mes próximo abrir las exportaciones de carne vacuna a Japón y Corea del Sur. Ambos mercados son compradores de este producto premium y la Argentina hasta ahora solo está habilitada para carne proveniente de la Patagonia, zona libre de aftosa sin vacunación. Solo el mercado japonés representa por año unas 800.000 toneladas de carne vacuna refrigerada de alto valor.

El anuncio lo hizo Fernando Vilella, secretario de Bioeconomía, en una conferencia de prensa en el Centro Argentino de Ingenieros (CAI), donde se lleva adelante la Semana de la Ingeniería, bajo el lema “El desafío de alimentar al mundo”.

Según dijo, la estrategia central de la actual administración es tratar de abrir nuevos mercados. En este sentido, señaló que los primeros días de julio próximo realizará un viaje al exterior que incluirá países como China, Japón y Corea del Sur.

“Ya logramos la apertura a China de trigo y maíz y ahora estamos viajando a ese país asiático primero para avanzar en lo que tiene que ver con menudencias porcinas y bovinas que, para el negocio frigorífico, es sustantivo. También se está terminando de reabrir el mercado de productos aviares. Asimismo, hay un conjunto de elementos que estamos buscando, como la apertura del mercado en frutas frescas y frutas secas”, describió.

En esa misma visita, la comitiva de la cartera agrícola viajará a Corea del Sur y Japón. En el caso de Japón son grandes compradores de carne bovina a nivel global y hasta hace no mucho tiempo compraba solamente a países libres de aftosa sin vacunación. Fue durante el gobierno de Mauricio Macri que se logró la habilitación de la Patagonia para la exportación de estas carnes. Hace tres años, el gobierno nipón amplió su abanico y comenzó a comprarle a Uruguay que tiene la misma condición que la Argentina: libre con vacunación.

“Estamos buscando el mismo tratamiento que Uruguay. Hay conversaciones luego de que en la época de los gobiernos kirchneristas la relación con ese país no fue muy buena. Es un mercado de 800.000 toneladas de carne vacuna de alto valor y aspirar algún porcentaje de ese número es atractivo”, destacó.

Contó que Corea del Sur actúa como espejo de Japón, por lo que, una vez lograda la habilitación del último, inmediatamente se conseguiría la misma en Corea del Sur. Destacó, además, que se viene trabajando en mercados como India y Vietnam. “Nosotros tenemos que aumentar las exportaciones y debemos ir a los mercados, que realmente paguen más. Esa es la apuesta, esta es la misión: aumento sustantivo de las exportaciones con trazabilidad y certificación”, indicó.

En otro tramo de su discurso dijo: “Fue un fracaso cerrarse al mundo porque hoy cada argentino exporta la mitad que un uruguayo, la tercera parte que un chileno. Hay un informe del Banco Mundial que dice que de los grandes líderes agropecuarios del mundo el único que bajó es la Argentina. Y cuando se mira la protección del sector agropecuario menos, es el único que está menos 20, todos los demás países tienen un valor positivo”.

Otro eje del Gobierno es marchar hacia una desregulación de las normativas que burocratizan la producción. En este sentido, aseguró que muchas de las desregulaciones que vienen hacia adelante tienen que ver con la actividad de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuaria. Esta semana se anunciaron algunas cuestiones que tienen que ver con el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA), “y ahí hubo una reformulación importante”.

“Claramente, el objetivo de las muchas normativas que hemos derogado no era facilitar, sino trabar y a veces generar ciertas situaciones que requerían del favor del funcionario y al final del día ninguna de esas normativas eran llevadas adelante ni ejecutadas por nadie. Nuestro proyecto es simplificar, concentrarnos en lo que corresponde y hacer las cosas en serio”, remarcó. En ese sentido, hay algunas cuestiones que el Gobierno está pensando para las próximas semanas que tienen que haber justamente con una fiscalización inteligente, poner en funcionamiento un sistema informático moderno.

Frente a esto, Javier Goñi, CEO de Ledesma y presidente del evento, celebró esta base de reducción de normativas innecesarias para el campo. “Es una traba para los productores. El sacar estas normativas es el camino. La Argentina tiene el potencial, los recursos y la oportunidad de alimentar al mundo, solo hay que empezar a mover la maquinaria y destrabarla. Por muchos años hubo barreras que, en vez de potenciar la industria le ponían alambrados. Ahora hay que desalambrar”, indicó.

Por último, en relación al acuerdo con la Unión Europea (UE), el secretario de Bioeconomía manifestó que se había avanzado bastante, pero que las manifestaciones de los agricultores europeos en los últimos meses hizo postergar la firma del acuerdo: “Esperemos que en las próximas semanas, ya estabilizado el resultado electoral francés (que no cambia sustantivamente la visión de quienes estaban más cerca de aprobarlo), se pueda avanzar”.

Mariana Reinke

volver

Gorriti 182 Piso 3 Oficina C (2000) Rosario • Tel.: 0341 - 5252305 / 319 / 327 • gdillon@dillonagro.com.ar
DILLON WILLIAM SRL :: Corredores de Cereales y Oleaginosas © Todos los derechos reservados • Desarrollado por LOARTEC