Noticias | Noticia ampliada

Noticias • Versión Ampliada
volver
05/06/2020Infobae
Alberto Fernández logró equilibrar el mensaje de Rodríguez Larreta y Kicillof para darle mayor sustento a la nueva etapa de la cuarentena
El Presidente destacó la coordinación de la estrategia sanitaria en el AMBA y pudo despejar las diferencias entre la administración porteña y el gobierno bonaerense por la nueva fase de aislamiento social que se extenderá hasta el 28 de junio

 

Desde los gestual hasta lo discursivo el mensaje de extensión de la cuarentena hasta el 28 junio cristalizó ayer una imagen unificada que consiguió el presidente Alberto Fernández entre el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof. Quedó plasmado así el denominado “tridente de la cuarentena” sin fisuras a la vista.

Esta unidad de criterio en la estrategia sanitaria a seguir en el AMBA para combatir el COVID-19 parecía casi imposible hace una semana cuando desde la CABA se mostraba un plan más aperturista del aislamiento y desde la provincia de Buenos Aires se planteaba un regreso a una fase más restrictiva.

Pero más allá de los eufemismos, donde Rodríguez Larreta habló de una cuarentena “quirúrgica” y Kicillof de un aislamiento “focalizado” para adelante, el Presidente fue quien alcanzó esa unidad discursiva y evitó que hubiera diferencias en el accionar sanitario que pudieran poner en riesgo la expansión del virus en el AMBA.

“Nos costó pero logramos unificar criterios”, dijo anoche a Infobae al final la conferencia de prensa en Olivos un encumbrado funcionario del Gobierno. Se refería a ese esfuerzo que hizo Alberto Fernández por evitar que Kicillof y Rodríguez Larreta quedarán enfrentados entre sí o diferenciados de los planes nacionales para la nueva etapa de cuarentena.

Para que no quedaran dudas de esta unidad del mensaje, el Presidente reiteró en su exposición que “trabajamos bien y unidos para” enfrentar la pandemia en la zona de mayor riesgo del país que es la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. Esta idea quedó reforzada con el video que mostró el Gobierno al iniciar la conferencia y donde se destacó que el 85% de los contagios de la Argentina están concentrados hoy en el AMBA. Es allí donde buscó el jefe de Estado unificar una estrategia sanitaria.

Así, a partir del lunes, el interior del país encarará una cuarentena más flexible que la que tendrán el AMBA, Resistencia-Chaco, Río Negro, Trelew y Gran Córdoba donde se abrirán algunos rubros comerciales por barrio, se focalizarán los controles en los barrios vulnerables y se mantendrá un esquema de aislamiento social con excepciones aprobadas desde el gobierno central.

“La circulación en muchos lugares del interior del país ocurre por la visita al AMBA de alguien que vuelve y se lleva el virus al lugar de donde salió”, comentó Alberto Fernández para dejar en claro la necesidad de mantener una cuarentena estricta en el conurbano y la CABA.

Así, en el nuevo decreto que emitirá el Presidente quedará plasmado la continuidad del aislamiento social preventivo y obligatorio en el AMBA y una mayor flexibilidad en el interior. Esta idea apunta a contrarrestar el mensaje de aquellos referentes de la oposición que mencionaban que la cuarentena estaba destruyendo la economía del país. En este sentido, el Presidente anoche insistió en que hoy el 75% de la industria argentina no tiene restricciones y el 81% de los comercios funcionan con normalidad.

A lo largo de la exposición que hicieron Kicillof y Rodríguez Larreta no hubo cruces ni chicanas, a diferencia de otras conferencias de prensa donde los contrapuntos entre ambos fueron muy visibles. Incluso se mencionaron por sus nombres de pila. y se cruzaron sonrisas.


(Presidencia)
“Entiendo la angustia de mucha gente por la cuarentena pero debemos tomar conciencia de la gravedad de esto porque nos preocupa mucho el avance del virus”, dijo Rodríguez Larreta en un gesto de distensión con Kicillof y un alineamiento automático con el Gobierno nacional. Así, en el resultado que acordó con la Casa Rosada y la provincia de Buenos Aires el jefe de gobierno porteño retrocedió en su idea de flexibilizar ampliamente la cuarentena como se había deslizado hace una semana.

En este sentido, en la CABA se permitirá la apertura de comercios por barrios y se limitarán al horario nocturno las salidas para hacer deportes, entre otras medidas. Pero no habrá una gran apertura de comercios o shoppings. Rodríguez Larreta habló de una “cuarentena quirúrgica” tras agradecer el apoyo del ministro de Salud, Ginés González García.

A su vez, Kicillof, también tendió un puente con la CABA y retrocedió en su idea de volver a la Fase II o de restringir aún más la cuarentena como su ministro de Seguridad, Sergio Berni, había deslizado el lunes pasado en una reunión en la Casa Rosada ante la mirada atónita del vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli.

“Debemos trabajar en una cuarentena focalizada y coordinada en el AMBA donde están hoy el 85% de los contagios de virus”, destacó el gobernador bonaerense. Tendió así una estrategia bien diferenciada de lo que será la cuarentena que viene en el conurbano del aislamiento más flexible que habrá en el interior de la provincia donde sólo hay 8,5 casos de COVID cada 100.000 habitantes.

Sólo se vio cierto malestar de Kicillof hacia la administración porteña cuando desmintió que en el conurbano se estarían haciendo menos test que en la CABA. “Lo digo para terminar con la controversia”, explicó. El resto fueron puras coincidencias y coordinación de estrategias entre la CABA, la provincia y la Nación.

Todo esto se logró luego de varias reuniones de Alberto Fernández con Kicillof y Rodríguez Larreta por separado en los últimos días. Tras un encuentro de más de una hora que hoy mantuvieron los tres en Olivos y en aquel café que el gobernador bonaerense compartió con el mandatario porteño el martes pasado en la sede de Uspallata.

Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta mantuvieron un encuentro a solas en la sede del gobierno porteño
Según remarcaron a Infobae en la Casa Rosada, para el Presidente era crucial esta unidad de estrategia sanitaria en el AMBA por varios motivos: para evitar un colapso en el esquema de transporte metropolitano que podría potenciar los contagios; para sustentar la extensión de la cuarentena en lo discursivo ante una oposición ligada al PRO que cada vez cuestiona más el aislamiento y para exhibir un liderazgo fuerte hacia afuera.

Esta unidad de criterios le permitirá a Alberto Fernández sustentar lo que ayer denominó un “nuevo contrato social con acuerdos estructurales” de cara al período post pandemia.

También la unidad de criterios entre la administración porteña y la provincia de Buenos Aires es un tema de preocupación de Alberto Fernández ante un eventual pico de contagios que obligue a retroceder con las excepciones. “Tenemos que seguir trabajando muy unidos porque el problema no está resuelto y puede aparecer en cualquier momento en cualquier lugar. El descuido de uno puede convertirse en un problema en cualquier ciudad del interior de la argentina”, dijo el Presidente.

 

volver

Gorriti 182 Piso 3 Oficina C (2000) Rosario • Tel.: 0341 - 5252305 / 319 / 327 • gdillon@dillonagro.com.ar
DILLON W. SRL :: Corredores de Cereales y Oleaginosas © Todos los derechos reservados • Desarrollado por LOARTEC